Mr.Box te enseña cómo hacer un libro... ¡Con tus propias manos!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestra web mediante el análisis de tu navegación en nuestro sitio. Si continuas navegando, consideraremos que aceptas su uso. Para más información, consulta nuestra Política de Cookies.

Aceptar Más info

Mr.Box te enseña cómo hacer un libro... ¡Con tus propias manos!

06 de noviembre, 2020

Escribir tu propio libro te resultará súper divertido y, además, es una actividad que podéis hacer en familia.

Al acabarlo, puedes quedártelo, o puedes utilizarlo como un estupendo regalo de cumpleaños, del día de la madre, del día de los abuelos…

¿Estás preparado? ¡Allá vamos!

 

  • Cubiertas

Lo primero de todo es escoger el material con el que vamos a elaborar la portada y contraportada del libro. Si es tu primer diseño te recomendamos cartón, ya que es muy moldeable. Con el tiempo podrás hacer cubiertas más elaboradas utilizando madera o,  incluso, tableros de juegos de mesa que ya no utilices.

Las medidas irán a tu gusto, lo único que debes tener en cuenta es que deben ser 0,6 cm más anchas y 1 cm más largas que las páginas de su interior.

  • Páginas interiores.

El libro será tan extenso como quieras, pero para empezar te recomendamos que dobles seis hojas de papel por la mitad. A continuación, con la ayuda de un adulto podéis coser el lomo para que quede un libro compacto, o podéis utilizar una grapadora para fijar las hojas.

  • El lomo

Para que nos quede un libro súper bonito es muy importante cuidar los detalles. Con un cacho de tela embelleceremos el lomo.

Corta una tira de tela, su largo debe ser del mismo tamaño que las páginas y el ancho de unos dos centímetros. Si estás inspirado, y tu libro es muy extenso, el ancho de la tela deberá ser mayor, hasta que supere las dimensiones del lomo.

Ahora, cubre un lado de la tela con cola y pégala sobre el lomo. Ajustala bien y pasa una regla por encima para evitar que queden burbujas de aire. Una vez que esté ajustada, coloca algo pesado encima del libro para que se pegue bien y espera a que esté seco.

  • Da forma al libro

¿Recuerdas la portada y la contraportada? ¡Es hora de juntarla con las hojas!

Antes de nada debes asegurarte de que el pegamento de la tela está seco y si la respuesta es sí, pega los dos cachos de cartón a la primera y la última página del libro.

¡Es muy importante que las cubiertas, páginas y lomo queden bien alineadas!

Ahora con otro trozo de tela que sea del mismo largo que las cubiertas y 2 centímetros más anchos que el lomo del libro, volvemos a cubrir el lomo como hicimos en el paso tres.

Recuerda colocar algo pesado encima para asegurarnos de que queda todo bien pegado.

  • ¡Empieza a decorar!

Dale alas a tu imaginación y empieza a crear. Nosotros te recomendamos que en primer lugar uses un papel decorativo para forrar el libro. Este tendría que ser más largo que él y más ancho que la suma de las cubiertas y el lomo.

Para que el libro quede perfecto, con dos hojas un poco más gruesas puedes forrar la parte interior de las cubiertas. De esta forma el resultado quedará mucho más profesional.

Por otro lado, si lo prefieres, puedes empezar a decorar el libro directamente sobre el cartón.

 

Ahora sí, reúne témperas, acuarelas, rotuladores, pegatinas, purpurina… ¡Y a crear!

Tú escoges la temática que más te guste ;)

Comparte en: