Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestra web mediante el análisis de tu navegación en nuestro sitio. Si continuas navegando, consideraremos que aceptas su uso. Para más información, consulta nuestra Política de Cookies.

Aceptar Más info

Personaliza tu propia baraja de cartas en 3 sencillos pasos

14 de noviembre, 2022

¿Te gusta jugar a las cartas? ¡Imagínate tener una baraja con tu propio diseño!

Ahora que llega el invierno nos apetece pasar más tiempo en casa, y uno de los pasatiempos más comunes es jugar a las cartas. 

Escoba, Cinquillo, El Burro, El Solitario, El UNO… Hay un montón de juegos con los que divertirse pero, a decir verdad, las barajas no suelen ser muy divertidas... Por eso, hoy te traigo una manualidad con la que poder personalizar o crear tu propia baraja de cartas de manera sencilla y barata utilizando materiales que puedas tener por casa y, además, ¡reciclando!

PRIMER PASO

Para este primer paso necesitaremos cartón. Nos sirve una caja de zapatos, una caja de pizza, cartulinas del cole o, incluso, también puedes utilizar una antigua baraja que no vayas a utilizar más.

Ahora, vamos a dividir nuestro cartón en varios rectángulos de aproximadamente 9cm de largo y 6cm de ancho. Para ello ayúdate de una regla y utiliza un lápiz. Así, si te equivocas, puedes borrar y empezar de nuevo. 

Puedes hacer tantas cartas como tú quieras. Ten en cuenta que en una baraja española hay entre 40/50 cartas y en la del UNO 112. Esta actividad te va a llevar unos cuantos días, así que… ¡No te agobies y saca tu lado más creativo!

Una vez tengas todos los cartones divididos según el número total de cartas, empezamos a recortar. ¡Cuidado con las tijeras! Pide ayuda a tus amigos para acabar más rápido o un adulto si lo necesitas. 

SEGUNDO PASO

Llega el momento más divertido: ¡a decorar! Echa a volar tu imaginación y hazlo como más te guste. Recuerda que tienes dos caras: por un lado irán los números del 1 al 12 y por el otro lado, el diseño de la baraja. Pinta los números 4 veces, una vez de cada color (en total serán 48 cartas).

Puedes utilizar los materiales que prefieras, pero te recomiendo usar rotuladores de colores o témperas para que la pintura dure más tiempo. Una vez tengas tu diseño listo, echa por encima un poquito de cola blanca disuelta en agua para protegerlo. 

Si no se te ocurre qué pintar en la parte trasera, también puedes coger algún papel de regalo decorado que tengas por casa o hacer un collage con revistas y periódicos viejos. Solo tienes que pegarlos con pegamento de barra y protegerlos con la cola blanca disuelta en agua.

TERCER PASO

¡A jugar! Júntate con tus familiares y amigos y disfruta de tu nueva baraja de cartas personalizada. Si no sabes a qué podéis jugar aquí tienes uno de los más sencillos con los que pasar un rato divertido:

  • El cinquillo: un juego tradicional… ¡pero muy divertido! Con tu baraja reparte todas las cartas entre los jugadores que seáis.

El objetivo es poner todas las cartas, una detrás de otra, en orden numérico y divididas por colores. El resultado tiene que ser una escalera del mismo color del 1 al 12.

Se empieza a jugar con el número 5, del color que sea. En cada turno el jugador tirará una carta, siempre y cuando sea del mismo color que las cartas que ya están en la mesa, también podría empezar una nueva escalera si tiene un número 5. Si no tienes ninguna carta que puedas poner, ¡pasa turno!

 

¿Te ha gustado esta manualidad? ¡Compártela con tus amigos! Cuántas más barajas nuevas tengáis más divertido será jugar. 

Comparte en: